Los dibujos animados para niños han sido una fuente de entretenimiento y aprendizaje para los más jóvenes, desde los dibujos más clásicos hasta los actuales, estos programas han dejado una marca en la infancia de millones de personas.

Historia y evolución

Los dibujos animados para niños tienen una larga historia desde que se crearon a principios del siglo XX, surgieron los primeros cortometrajes animados, como «Steamboat Willie» de Walt Disney, protagonizado por Mickey Mouse. Estos cortos eran proyectados en los cines y rápidamente capturaron la atención de los espectadores jóvenes y se empezaron a propagar.

Con el tiempo, los dibujos animados para niños se llevaron a la televisión y durante las décadas de 1950 y 1960 surgieron programas muy conocidos como «Los Picapiedra» y «Los Supersónicos». En los años posteriores, la animación infantil fue creciendo y llegó a abarcar géneros que van desde la comedia hasta la fantasía y la ciencia ficción.

El futuro de los dibujos animados para niños

Al igual que todo, los dibujos animados para niños evolucionan a un ritmo sorprendente, con los avances tecnológicos con los que contamos como son la realidad aumentada y la inteligencia artificial, la animación infantil se está convirtiendo en una verdadera experiencia para los niños, pudiendo hacerse programas y series interactivos para que los pequeños tomen decisiones sobre lo que puede pasar en la historia que están viendo.

Entretenimiento y educación

Los dibujos animados para niños no solo ofrecen diversión y entretenimiento, sino que ofrecen un papel educativo muy importante en los más pequeños. Muchos programas están diseñados para enseñar distintos conceptos a los niños como son las matemáticas, ciencias o valores morales. Un ejemplo de esto era el programa de «Barrio Sésamo«.

Además de esto, ayudan a los niños a desarrollar habilidades cognitivas debido a la exposición a diferentes idiomas y culturas a través de la animación que también ayuda a fomentar la empatía hacia los demás. Además, los personajes animados enfrentan desafíos y resuelven problemas, lo que puede motivar a los pequeños espectadores a ser creativos y resolver conflictos de manera creativa.

La influencia de estos está a la vista de todos, las temáticas de las fiestas de cumpleaños de los pequeños de la casa son dedicadas a estos dibujos animados, toda la decoración de la fiesta está ambientada en los dibujos animados familiares del niño/a. Realizar una fiesta temática de «dibujitos» de tu pequeño tiene varios beneficios para su desarrollo como puede ser la diversión, su integración social o potenciar su imaginación.

Los niños y las pantallas

Una de las preocupaciones de los padres en esta época digital en la que vivimos es la exposición a las pantallas y las tecnologías que tienen los más pequeños, que prácticamente desde que nacen ya tiene un móvil en las manos. Estos dibujos animados para niños son muy importantes para el desarrollo cognitivo y cultural de los más pequeños pero controlar la exposición a la que se ven expuestos los niños es vital para que puedan vivir una infancia en condiciones y crecer como deben.

Para conseguir esta desconexión digital de los pequeños se les puede enseñar a realizar algunas tareas como pueden ser los deportes o las manualidades para niños, para que estén entretenidos sin necesidad de ninguna pantalla.

En resumen, los dibujos animados para niños son mucho más que simples programas de televisión, son una parte vital del crecimiento y desarrollo de los jóvenes.